lunes, 12 de junio de 2017

Villa Pehuenia Moquehue anticipa el invierno



Recostada sobre la margen norte del lago Aluminé, Villa Pehuenia se encuentra en el centro-oeste de la Provincia de Neuquén y forma parte de "La Ruta del Pehuén". Poblada por bosques de "Pehuenes" milenarios que contrastan con los verde azulados espejos de agua y los cerros nevados, esta villa de montaña deja que la naturaleza virgen relate por sí misma su historia.










Los bosques de "Pehuenes" que crecen en estas tierras desde la prehistoria, resistiendo el embate del viento cordillerano, le cedieron su nombre. El "Pehuén" o Araucaria Araucana domina el paisaje y simboliza, como árbol sagrado, parte de la historia y la cultura del pueblo Mapuche.

A la generosa sombra de estos árboles centenarios fue creciendo Villa Pehuenia, fundada en 1989 por el estado provincial para planificar y controlar la tenencia de tierras. El fuerte impulso turístico permite que su ambiente natural privilegiado armonice en la actualidad con una creciente y variada infraestructura hotelera y gastronómica, óptima para relajarse y disfrutar del paisaje.

Su cautivadora geografía ofrece escenarios para contemplar, como el mirador del Ciprés, Piedra Negra, el mirador del Morro o la Garganta del Puma, o para aventurarse al kayak y a la pesca deportiva en los lagos Aluminé, Moquehue, Ñorquinco y Pulmarí, además de cabalgatas, escaladas, excursiones de caza y caminatas por senderos que se internan en bosques y montañas.

Nieve para todos!

En invierno, el Parque de Nieve del Cerro Batea Mahuida, dentro del territorio de la agrupación Mapuche Puel, invita a disfrutar del esquí alpino y los paseos en moto de nieve, además de acercar la riqueza cultural de la comunidad, expresada principalmente en sus artesanías y comidas típicas.

La característica esencial de este Parque de Nieve, es la temprana nieve y su extensa permanencia. Esto permite disfrutar del esquí y el snowboard durante casi 5 meses, cosa no habitual en el resto de los centros invernales del país. A su vez, las laderas elegidas para la práctica de deportes de nieve son las de mayor acumulación de nieve, y las más reparadas del viento.

Desde la altura del cerro Batea Mahuida, a 1.900 m.s.n.m. se puede disfrutar de un inmejorable paisaje, descubriendo los lagos Aluminé y Moquehue, los volcanes Villarrica, Llaima, Lonquimay (en Chile) como así también la villa y el paso fronterizo Icalma.

Las actividades que se pueden realizar son ski, snowboard, trineos , motos de nieve y además posee una pista de trineos para niños.

Villa Pehuenia Moquehue , una aldea de montaña con paisajes inmejorables y diversión asegurada para toda la familia, un apacible rincón patagónico que encierra entre sus montañas el salvaje encanto de la cordillera.






















El invierno ya se palpita en Villa la Angostura


La estación invernal viste a Villa La Angostura de un manto puro de nieve realzando la belleza natural del Parque Nacional en el que se encuentra inmersa.
Una variada gama de actividades se disponen para los visitantes que arriben a este majestuoso lugar, enmarcado por montañas y lagos cristalinos, en el corazón de los Siete Lagos.














Los destacados del invierno son las Caminatas con raquetas, por senderos sumidos en el bosque nevado. Sumándose también la opción de realizar uno de los tramos más hermosos de la Huella Andina, el sendero que une el Puerto de Villa La Angostura con el Bosque de los Arrayanes, único en el mundo. Este trayecto se puede combinar con la opción de realizar un tramo del paseo en las diversas embarcaciones que recorren el imponente Lago Nahuel Huapi.

Siguiendo con las opciones outdoor, las Cabalgatas son una alternativa para admirar los paisajes invernales desde otra perspectiva. Por otra parte, las Travesías en Kayak, en Villa La Angostura se realizan durante todo el año, pudiendo vivenciar la naturaleza desde un contacto muy estrecho. También se puede practicar Esquí de Travesía en la frontera.

Escalada, Rappel, paseos en Fourtrax y en Mountain Bike, son otras opciones de actividades al aire libre, que se suman a las típicas relacionadas al ski en Cerro Bayo el centro de ski local orientado al público familiar y principiante.

Quienes deciden alojarse en este pueblo de montaña, poseen más de 4 mil camas distribuidas en hoteles, cabañas, apart, hosterías, hostels y residenciales. Para los amantes del acampe, se ofrecen también parcelas en campings dentro y fuera del casco urbano.

La gastronomía se topa en Villa La Angostura con restaurantes Gourmet que brindan exclusivos platos para los más audaces, así como manjares típicos de la región, que se adaptan a las posibilidades de cada visitante. Las fábricas de Cerveza Artesanal, son una visita impostergable, donde se pueden degustar las diversas variedades de cerveza de producción local.

Con vista a los lagos, a los cerros o en cercanías del área comercial, la variedad de alojamientos y establecimientos gastronómicos se distinguen por su peculiar diseño y construcción.

En la zona fundacional de Villa La Angostura - el Puerto - funciona el Paseo de Productores y Artesanos, donde se exponen y venden las creaciones y producciones de residentes locales durante todas las tardes-noche.

Para cerrar un día pleno, en la Avenida Arrayanes, una variedad de comercios completan el paseo. Chocolates, artesanías, ahumados, cervezas artesanales y artículos de decoración son solo algunas de las opciones para llevar un souvenir desde el corazón del Corredor de los Lagos.

Por eso, este invierno, Villa la Angostura te espera para pasar una temporada inolvidable, llena de actividades para toda la familia y con la cordialidad y amabilidad de su gente .

















martes, 9 de mayo de 2017

Milán, la ciudad del arte y el diseño italianos

por LIinda Baseggio para National Geographic

Plaza del Duomo

La Catedral, el Palacio Real, el Museo del Novecento y el arco de la Galería Vittorio Emanuele II enmarcan este grandioso espacio, considerado el corazón de Milán.



Cuenta Tito Livio que al rey galo Beloveso (siglo VII a.C.) en su búsqueda de un territorio donde establecerse se le apareció una cerda con medio cuerpo cubierto de vello en un lugar de bosques y pantanos del norte de la península Itálica. Allí fundó su ciudad que, por estar en mitad de la llanura, recibió el nombre de Mediolanum
En honor a esta leyenda, un capitel de la plaza de los Mercanti, cerca del Duomo, representa a una cerdita peluda a medias. Simboliza la ternura escondida de una ciudad que, aun siendo caldero de muchas culturas, no ha perdido nunca su identidad profundamente italiana.
Todo paseo empieza por la plaza del Duomo, el corazón de Milán y también un lugar de encuentro para milaneses y visitantes. La silueta inconfundible de la catedral gótico-lombarda concentra todas las miradas. Sus 135 agujas –se pueden incluso apadrinar– y sus más de 2.500 estatuas de piedra cuentan la historia de una ciudad en permanente evolución. La visita por la terraza de la catedral regala vistas espléndidas y permite descubrir que junto a las esculturas de santos y ángeles se esconden un par de boxeadores, un piolet del grupo alpino del ejército italiano y hasta un astronauta.
MÁS INFORMACIÓN








La plaza está rodeada por edificios imponentes. A un lado de la catedral se alzan el Palacio Real, que en el siglo XIII hospedaba las asambleas ciudadanas y hoy alberga muestras de arte internacional, y el Palacio del Arengario, desde donde Mussolini se dirigía a las multitudes y convertido ahora en Museo del Novecento. En el otro costado se abre el gran arco de la Galería Vittorio Emanuele II, un paseo comercial realizado con hierro y cristal en 1865 cuyos mármoles relucientes le valieron el apodo de salotto (salón). Será difícil resistirse al vermut del Camparino, el bar donde nació el ritual del aperitivo, antes de dejarse llevar de un escaparate de lujo a otro hasta llegar al Octágono, en el centro de la Galería. En ese lugar hay un mosaico con un toro que representa el escudo de Turín, histórica rival de Milán; se dice que trae buena suerte dar un giro sobre el toro, con el pie derecho y los ojos cerrados.
Una vez fuera del elegante recinto, el Corso Vittorio Emanuele conduce entre iglesias y librerías por el barrio donde vivió Alessandro Manzoni, autor de la novela histórica Los novios (1823), un clásico de la literatura universal que retrata la sociedad de clases en la Lombardía del siglo XVII.
El paseo discurre tan entretenido que, sin darnos cuenta, habremos llegado a la monumental plaza de la Scala. En un lateral hay un acceso a la Galería Vittorio Emanuele; los otros tres lados están ocupados por edificios emblemáticos para la ciudad: el Teatro alla Scala (1778), el Palacio Marino (siglo XVI), hoy sede del Ayuntamiento y morada del fantasma de la monja de Monza, famoso personaje manzoniano, y las Gallerie d’Italia, que alimentan el espíritu y el cuerpo con sus muestras de arte gratuitas y su café de diseño.
Milán es una ciudad que siempre supo armonizar sus contrastes. Por eso, desde el famoso Cuadrilátero de la Moda formado por las calles Montenapoleone, Manzoni, de la Spiga y Corso Venezia, el visitante pasa casi sin advertirlo a caminar sobre los adoquines afrancesados del barrio de Brera, que abarca las vías Brera, Solferino, Pontaccio, Corso Garibaldi y Corso Como.

Huellas de la historia

En el siglo XIV el edificio de la actual Pinacoteca –expone más de 400 obras, desde el siglo XIV hasta hoy– era un convento que se hallaba en las afueras, de ahí el nombre Braida, que por entonces significaba terreno baldío. En el siglo XIX este era el barrio de los artistas, pero ya no queda ni rastro del ambiente bohemio que lo equiparaba al París de los pintores. Ahora las tiendas de bellas artes, las pisadas despreocupadas de los estudiantes de la Academia, e incluso el bar Jamaica han perdido su oscura atracción en beneficio de las luces de una de las zonas más elegantes y caras de Milán.
En la Via Rovello se localiza el teatro Piccolo Paolo Grassi, donde una placa en la pared recuerda que fue un cuartel fascista durante la Segunda Guerra Mundial
Es hora de adentrarse en el barrio del Piccolo Teatro, un monumento a la cultura milanesa. Solo hace falta una tarde de domingo y una butaca roja para sentirse un poco milanés. Al lado de la parada de metro Lanza se halla el moderno teatro Strehler; enfrente, en el Melato se representan las obras más experimentales; y en la Via Rovello se localiza el teatro Piccolo Paolo Grassi, donde una placa en la pared recuerda que fue un cuartel fascista durante la Segunda Guerra Mundial.
La peatonal calle Dante desemboca frente al Castillo Sforzesco. Imponente recinto del siglo XV y sede de varios museos, se puede visitar desde las almenas hasta los subterráneos y permite admirar una escultura inacabada de Miguel ÁngelLa Piedad Rondanini (1564). Junto al castillo empieza el Corso Garibaldi, un bulevar flanqueado por tiendas de moda y bares "bio" que conduce al Corso Como y al espacio polivalente 10 Corso Como, punto de encuentro de la "gente guapa" de Milán. Una tienda con creaciones de los mejores diseñadores, una galería que acoge muestras de fotografía, un bar-jardín y una terraza son los secretos de esta antigua corrala.
Un camino en ligera cuesta sube hasta la poética plaza Gae Aulenti. Con sus fuentes circulares como espejos de agua, un gran banco y sillas para relajarse y tomar el sol, la plaza se ha transformado en un lugar muy agradable: allí se encuentra una librería con cafetería, tiendas a la última y el rascacielos más alto de Italia, la torre Unicredit (231 metros). Desde la plaza se observa un horizonte en constante evolución, ejemplo de la renovación urbana impulsada por la Expo 2015. Como los rascacielos Bosco Verticale, decorados con más de 2.000 plantas; en palabras del arquitecto Boeri, son "edificios revestidos no de cristales sino de vida".

El pulmón verde de la ciudad

Un corto trayecto en metro nos lleva al Parque Sempione. Este pulmón verde de 39 hectáreas ubicado en el centro de la ciudad fue primero el jardín del Castillo Sforzesco y luego un campo y plaza de armas. Cobró su aspecto actual cuando Napoleón en el siglo XVIII derribó los bastiones españoles para edificar un foro a la manera clásica. Del proyecto original solo quedan la Arena Cívica, el bulevar circular del Foro Bonaparte y el Arco de la Paz, que une simbólicamente Milán con París, en línea con el Arco de Triunfo.
MÁS INFORMACIÓN








El parque Sempione es un oasis de paz y cultura donde tomar el tibio sol lombardo y pasear entre estanques y árboles centenarios. Aquí se halla el Palacio del Arte (1933), sede de la Triennale Design Museum; el Acuario Cívico, ejemplo del modernismo milanés y único edificio de la Exposición Universal de 1906 que sigue en pie; y la Torre Branca de Giò Ponti (1932-33), desde cuyos 110 metros se divisa una increíble panorámica con los Alpes y los Apeninos como telón de fondo.
Los bulevares residenciales del oeste muestran el nuevo sueño urbanístico: Milan City Life. El proyecto intenta reciclar el espacio de la antigua zona ferial en una inmensa área peatonal. Comprende tres rascacielos de nombres tan evocadores como Il Dritto (el Recto), il Curvo (el Curvo) y lo Storto (el Torcido), diseñados por tres estrellas de la arquitectura mundial: Isozaki, Libeskind y Hadid. También incluye un parque y una zona residencial de lujo; estará listo en 2018.
Callejeando de vuelta hacia el centro de la ciudad se puede seguir el estrecho Corso Magenta, quizás en tranvía, para cenar románticamente entre edificios que parecen acariciarse. En esta avenida la iglesia de Santa Maria delle Grazie guarda el fresco más famoso de Leonardo da VinciIl Cenacolo o La Última Cena. Más adelante se descubre la iglesia paleocristiana de San Maurizio, reconstruida en el siglo XVI y decorada con frescos que le valieron el apodo de Capilla Sixtina de Milán. Nos encontramos en el corazón del Milán medieval, donde se halla la Universidad Católica y la basílica románica de San Ambrosio, del siglo IV.
La modernidad vuelve a salir al paso en la zona de Tortona, donde las fábricas se han convertido en showrooms, teatros y museos como el de las Culturas, y donde los obreros ahora son diseñadores. Cultura y goce van de la mano con el espíritu creativo que impregna el aire. Cruzando el puente de la estación de Porta Génova llegamos al Naviglio Grande y a la Dársena, el puerto fluvial, que ha recobrado su encanto tras años de olvido. Donde en otro tiempo fondeaban las balsas, hoy se puede gozar de pequeños placeres a ufo, locución milanesa que quiere decir "gratis" y que deriva de ad usum fabricae (AUF) que permitía descargar los mármoles del Duomo sin pagar tasas. Milán ya no es la pequeña Venecia que era, pero los Navigli han preservado la animación de antaño con una oferta cultural desbordante. El final perfecto al paseo por una ciudad única.

jueves, 20 de abril de 2017

Viaje por Bolivia



Viaje por Bolivia

por Handel Guayasamin para WebeArq



Del 22/02/2016 al 23/03/2016 viajé por Bolivia en compañía de mi familia. he decidido registrar esta importante experiencia, para iniciar mis testimonios vívidos, denominados: testí/vidos, que serán archivados, compartidos o publicados según el caso. dado que son seis los testimonios de este viaje, los he agrupado en una primera serie denominada: “bolivia-manta”, expresión quechua que tiene o da sentido de pertenencia y coincidentemente de cobijo, en castellano.

Han pasado más de tres años desde nuestra última visita a bolivia y para mí, más de cuarenta y siete desde la primera vez que pisé este suelo. en esta oportunidad, además de las necesarias visitas que debíamos realizar con lizi -boliviana de siempre- a su familia y a nuestros amigos comunes, sentí que yo tenía una urgencia: sumergirme en el mundo andino e indígena, ya que necesitaba un baño de “re-indianización”, porque creo que: “ya me estaba blanqueando”.

Por eso, antes de iniciar nuestro viaje, definimos algunos destinos que, ya en sitio, fueron modificados porque el viaje a las zonas tropicales, resultaba muy riesgoso para ir con guaguas, me refiero a mis nietos: narú y camí. ya en La Paz, nos informaron que las lluvias no cesaban y con ellas los mosquitos pululaban. por lo expuesto, nuestra agenda de un mes cambió y distribuimos este tiempo para visitar: 
La Paz, 

El carnaval de Oruro
La feria de El Alto, 

Coroico en los Yungas; 
camino La Paz Los Yungas


y, finalmente 
Toro Toro, una comunidad a cuatro horas de la ciudad de Cochabamba, en el límite con el departamento de Potosí, donde vive un entrañable compañero y amigo: Alfonso Alem Rojo -el gordo- y su compañera suiza: Ana María -a quien en esta oportunidad íbamos a conocer-.

lunes, 27 de febrero de 2017

Salamanca se promociona en Perú y Argentina como Ciudad Patrimonio de la Humanidad

Salamanca se promociona en Perú y Argentina como Ciudad Patrimonio de la Humanidad

publicado en Tribuna de Salamanca


Lima y Buenos Aires acogerán desde el 28 de febrero hasta el 3 de marzo diversas presentaciones de las 15 ciudades al sector profesional y a medios de comunicación.
Salamanca, junto al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, continúa su promoción de la mano de Turespaña en el mercado americano con la participación en varias acciones comerciales que se desarrollarán entre el 28 de febrero y el 3 de marzo en Perú y Argentina.
La primera de las promociones tendrá lugar el 28 de febrero en Perú, en la Embajada de España en Lima, en un acto al que asistirán medio centenar de turoperadores y medios de comunicación, a quienes las Ciudades Patrimonio y Paradores mostrarán su complementaria oferta, con el fin de prescribir España como destino prioritario en los viajes a Europa de los turistas peruanos.
La acción comercial continuará el 2 de marzo en Argentina con un almuerzo de trabajo seguido de entrevistas en el que participará una selección de periodistas de medios especializados en viajes, como diarios, revistas y blogs.
Por último, el Colegio Profesional de Ciencias Económicas acogerá el 3 de marzo un acto en el que se darán a conocer las Ciudades Patrimonio y Paradores como destino de calidad al que asistirán miembros de los colegios profesionales de Economistas y Abogados.
Los mercados emisores de Perú y Argentina

En el contexto de la llegada de turistas extranjeros a España, que en 2016 volvió a batir un récord histórico, con 76 millones de visitantes internacionales, destacan los casi 600.000 viajeros procedentes de Argentina, cifra que supone una subida del 40% frente al año anterior. Un mercado emisor muy interesante para las Ciudades Patrimonio, de gran potencial y que mantiene un excelente comportamiento, al igual que en Colombia y México. Asimismo, desde la supresión en 2016 del visado para los turistas procedentes de Perú, España se está convirtiendo en uno de los destinos favoritos en sus viajes al extranjero.
Plan Operativo de Turismo del Grupo

Estas acciones comerciales se enmarcan en el Plan Operativo de Turismo del Grupo y son fruto de los convenios de colaboración que la red mantiene con Turespaña y con Paradores. El acuerdo con Turespaña se inició en 2001 y permite la realización conjunta y coordinada de acciones de marketing en torno a la marca “Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España” en los mercados internacionales.
Así, las 15 Ciudades Patrimonio estarán presentes en las ferias más importantes del mundo, como la Reisen de Hamburgo, Vakantiebeurs de Utrecht, Salon des Vacances de Bruselas, Salón del Turismo de París, ITB de Berlín, JATA de Tokio, WTM de Londres, CTIM de Shangai, ITB Asia de Singapur, y la WTM de Sao Paulo. Asimismo, se sucederán presentaciones directas en mercados de origen como las citadas en Lima y Buenos Aires, Bruselas, Roma, Londres, Moscú, Varsovia, Berlín, Sureste Asiático, entre otras. También se seguirá colaborando en la organización de viajes de familiarización a las Ciudades Patrimonio de periodistas y turoperadores para que conozcan de primera mano estos destinos.

jueves, 2 de febrero de 2017

Una mañana en Ronchamp

Crónica de una visita a la capilla Notre Dame du Haut, de Le Corbusier. Además de apreciar una obra maestra, la excursión sirve para transitar por sitios alejados de los circuitos turísticos tradicionales.



Por Ariel Hendler para ArquiNoticias
Fotos: Yamila Garab

Incluir una visita a Ronchamp en un paseo por Europa requiere necesariamente diseñar al menos una parte del plan de viaje en función de ese objetivo. Sucede que este pueblo del Este de Francia no está cerca de ninguna ruta turística consolidada; pero una vez tomada la decisión optamos por hacer base en Belfort, pequeña ciudad provinciana a 25 kilómetros de Ronchamp y a una hora de tren de Basilea. La decisión se justificó también porque nos permitió conocer algo del país “profundo”, con su vida cotidiana poco glamorosa y su cielo libre de humo, ideal para ver las estrellas.

El pueblo de Ronchamp

Belfort no tiene infraestructura turística, ni casi tampoco donde alojarse; pero lo más sorprendente fue enterarme de que nadie, ni en mi hotel ni en la pequeña oficina de turismo de la estación de trenes, conocía ni siquiera de nombre esta meca arquitectónica que es la capilla Notre Dame du Haut. Y eso que toma apenas media hora llegar en tren hasta la ínfima estación de Ronchamp, no muy distinta a la de Plátanos en el ferrocarril Roca. Hasta ahí llegamos una mañana soleada de Primavera, tan temprano que no había nadie despierto a quién preguntarle el camino, aunque por suerte hay un cartel indicador: “Chapelle de Ronchamp Le Corbusier”. 


El camino a Notre Dame du Haut.

Salvo que uno haya ido en auto o tome un taxi -pero también para eso era demasiado temprano-, hay que caminar unos dos kilómetros en subida hasta la cima de una colina, por un camino asfaltado flanqueado por algunas pocas casas y mucho bosque. Un buen ejercicio, aunque quizás no para cualquiera, hasta que recién al doblar la última curva aparece ante la vista la capilla, semitapada por árboles, blanca y radiante bajo el sol primaveral. Llegamos primeros. Había algunos autos estacionados, pero eran del personal, y una monja que salía nos franqueó la puerta, a falta de sacristán u otro tipo de personal en la capilla. 

El nuevo acceso al conjunto Notre Dame du Haut.

Aunque el sendero de acceso se bifurca en dos direcciones, hacia la capilla de Le Corbusier o la ampliación proyectada por Renzo Piano para albergar a la comunidad de las monjas Clarisas, opté por ir de menor a mayor y ver primero la obra de Piano. Es una residencia para religiosas que mantiene su privacidad, y contiene también la nueva área de la recepción que todavía estaba desierta. Esta nueva construcción, escalonada y socavada en la colina, se había inaugurado apenas un año antes, y pudimos apreciarla sólo desde afuera, a excepción de un pequeño oratorio milagrosamente abierto. 


La ampliación de Renzo Piano.

Fue suficiente, de todas formas, para confirmar que el edificio está completamente camuflado y oculto a la vista a medida que uno asciende hasta el nivel de la capilla. Cuesta hacerse la idea de que un arquitecto estrella como el coautor del Pompidou haya concebido una intervención tan discreta y que ni siquiera parece nueva sino más bien atemporal: es parte del paisaje. 


La obra de Renzo Piano, socavada en la colina.

Por fin, subimos el último tramo de sendero que conduce a la entrada de la capilla propiamente dicha, en la fachada Sur, que es la primera que se ofrece a la vista y resume casi todo: cuerpo, campanario y cubierta. Después vamos a confirmar que esta vista es la más sintética y robusta, con la torre como un gran silo. Por ahora, la primera impresión es que, sin duda gracias a la inauguración por entonces reciente de la obra de Piano, la capilla lucía una blancura casi enceguecedora de pintura nueva, al menos en un día radiante como el que nos tocó. Para contrastar está el grueso techo de hormigón visto, con sus panzas inverosímiles. 


La capilla, desde el sendero de acceso.

Por lo pronto, como la entrada principal pintada por Le Corbusier está clausurada desde hace décadas, tenemos que dar toda la vuelta en el sentido de las agujas del reloj por la fachada Oeste, la más corta, ciega y con esquinas redondeadas, para entrar por la fachada Norte. Es decir, por la puerta de atrás, al menos según el proyecto original. No sé si habíamos planeado ver primero el interior, pero los senderos nos llevaron y nos dejamos guiar.


Interior de la capilla. desde el altar.

Aunque el sol ya está alto, al ingresar parece casi de noche, o al menos el atardecer, hasta que la vista se acostumbra a la semioscuridad propia de cualquier iglesia o catedral. De a poco, se impone la claridad tenue, escenográfica, que brinda la luz filtrada por las cavidades que perforan en forma aleatoria la fachada Sur; aunque también por las dos ventanas: una cuadrada en la fachada Norte, justo encima de la puerta de acceso, y una gran bisagra vidriada entre el muro perforado y el altar, que está sobre la fachada Este. El cielorraso convexo de hormigón domina la sensación espacial, aunque sin abrumar con su peso. Nos sorprende la presencia inesperada del color, ya que el propio Le Corbusier pintó un mural de colores vivos en el gran portón ahora clausurado (en rigor, también otro del lado de afuera), y los vidrios de las ventanas tienen un diseño mondrianesco, por decirlo así.


Luz filtrada desde el muro de la fachada Sur..

Al rato, salimos otra vez al sol y al césped, a dar la vuelta completa alrededor de la capilla. Resulta difícil llamar “parte trasera”  a la fachada Norte –por la que se ingresa-, aunque de hecho lo es, porque cualquiera podría pasarse horas contemplándola en perspectiva, con sus dos torres-lucarnas como chimeneas y la escalera de servicio a 45 grados pegada al muro: una imagen casi industrial. 


La fachada Norte.

Pero es imposible quedarse quieto porque la obra misma tiende a moverse y nos obliga a seguir su movimiento. Al caminar hacia la izquierda, el muro se corta en el punto donde se abre la gran galería semicubierta de altura completa que ocupa toda la fachada Este, y que funciona como una nave al aire libre protegida por una de las panzas de hormigón. Pero ahora, a la mañana, el sol le pega de lleno y no parece apta para la oración.


La fachada Este.

Desde donde estamos ahora es posible alejarse subiendo un pendiente como para tener una perspectiva de la capilla desde la altura, enmarcada por el paisaje verde y ondulado. Desde allí, salvo el techo, la capilla parece predominantemente ortogonal y, en conjunto, maciza y sólida. Hay que volver a acercarse y seguir caminando hasta dar la vuelta completa para llegar al encuentro irregular de las fachadas Este y Sur, que se curvan hacia afuera para formar una esquina en ángulo agudo, y donde las dos “panzas” del techo se unen apenas por un vértice. Es la imagen más difundida de Notre Dame du Haut.


Encuentro de las fachadas Este y Sur.

A esta hora, además, contrastan vivamente la fachada en sombra y la asoleada: todo un mensaje religioso. La visita termina apreciando desde un mirador el pueblo de Ronchamp y el paisaje rural. Al descender y volver a pasar por la ampliación, ya hay algo de gente en el hall de acceso. Allí hay también una pequeña tienda de souvenirs y una muestra con fotos de obra y planos tanto de la obra original como de la ampliación de Renzo Piano. Interesante, pero quizás redundante en este lugar e innecesaria en la era de internet. Empezamos a bajar la cuesta a pie. El sol sigue encendido.


Estación de tren de Ronchamp.


Torre-lucrna.

Fachada Norte y galería de la fachada Este.

Interior de la capilla.

Ampliación de Renzo Piano.

Una de las entradas a la ampliación.

Oratorio en la ampliación.

ubicación


street View

miércoles, 18 de enero de 2017

Lugares en Miami

Lugares en  Miami
por la arq. Adriana Randazzo

Es uno de los tantos viajes a Miami. En general no es un destino en sí mismo como esta vez que, por razones personales, mis vacaciones transcurren por acá.
Sin la prisa de otras veces, aunque prometiéndome no poner mi cabeza en "modo Work", puedo detener la mirada sobre lo que a mi paso veo, descubro y como es lógico, hago aparecer a la arquitecta.
Aquí les muestro 2 lugares que recorrí , uno muy nuevo, el Brickell City Centre y otro ya más consolidado, el Miami Design District.



El Brickell City Centre ubicado en 701 S Miami Ave, Miami, se inauguró en diciembre del año pasado.



360°


Es una muestra clara de la fuerza que el mercado ha puesto sobre esa zona.


Es un centro comercial en los primeros 4 niveles y torres de oficinas por encima.
Desde lo comercial, alberga en el primer nivel locales de marcas de lujo, las que consume el público ABC1 y en los niveles superiores encontramos las más típicas que comienzan a mezclarse con los recientemente abiertos locales gastronómicos. Se está armando. Hay muchos locales que no han abierto lo que, junto con que es un lugar nuevo, hacen que no haya mucho público.
Está ubicado sobre varias manzanas, así, los niveles del centro comercial generan pasarelas sobre las mismas y puedes ir de un sector a otro sin perder de vista la ciudad. Es completamente abierto, respondiendo sin duda a este clima.



Desde lo urbanístico eso parece ser un gran acierto porque el recorrido conserva escala humana y se integra al ejido cómodamente.
Desde la arquitectura, los materiales usados son sobrios, sin brillo, en tonos de gris. Hay cielorrasos y algunos decks de madera y como cubierta toda una gigantesca cinta de bandas onduladas dan dimensión del recorrido y escala.
Como contrapartida, vuelvo una vez más al Miami Design District. 



street View

Una reformulación de una zona o barrio, apuntada a convertirlo en un
polo de diseño de avanzada del mundo fashion, del arte, del diseño y la cultura.






Lo encontrás bajando de la 195 a partir de la NE 2nd Ave desde la NE 38 St hasta la 40 con miras a seguir creciendo hacia uno y otro lado.


Los locales de diseño de lujo aparecen por aquí y por allá. Se van mudando de una locación a otra pero permanecen. Muchas marcas prometen llegar a corto plazo. Como lugares para destacar aparecen 3. El Palm Court, el Moore Building y el Rooftop Garden.

El Palm Court se destaca como un gran patio con palmeras. Los locales que prevalecen aquí son joyerías y relojerías. Exquisitas vidrieras por cierto.


El Moore Building y el Rooftop Garden son 2 lugares a descubrir a través de eventos. Modernas instalaciones con mucho diseño para visitar cuando alguna actividad lo requiera.
El Moore Building, tiene como muestra permanente la instalación "Elastika," creada por la genial arquitecta Zaha Hadid.








En las calles, las llamativas y súper diseñadas vidrieras conviven con grúas y obras en permanente construcción, muestra que el lugar es una apuesta de las marcas, que poco a poco se van instalando y fidelizando clientes. El lugar de encuentro más taquillero sigue siendo Michael's, un bar con mesas al aire libre q congrega a los personajes locales y visitantes por igual por su onda, comida y muy buena atención.

Pasen y vean algunas imágenes que acompañan mis impresiones personales.